sábado, 14 de abril de 2012

El bosque de la noche



He pensado este blog como un cono de luz donde sentarse a intercambiar  tesoros. Te daré lo que encuentro mientras leo, converso con presentes o ausentes, lo que me espabila cuando hago zapping delante de la tv o cuando simplemente navego sin rumbo, mientras transcurre la noche afuera y dentro del mundo, que también se llama red.
Porque la música siempre acompaña en los audífonos también te pondré esa música.
No habrá un hilo conductor porque siempre hay un hilo detrás de cada cosa  para fijarla al piso y al Todo. Y cuando duermas, con el hilo perdido, otra mano estará hilvanando lo que habrá de cubrirnos cuando caiga la noche.